dissabte, 24 de desembre de 2016

Confusa...

Estoy tan perdida en mi cabeza, que ya tengo mi propia realidad y me he olvidado del mundo.
Mi inconsciente me dice unas cosas que por mas que me digan que son falsas no puedo dejar de creérmelas, si me lo dice mi subconsciente por algo sera...

Se que con el tiempo me quedare sola, como siempre, se que pronto estallare y sin quererlo haré daño a los que quiero...
Por ese motivo prefiero hacer un corte y que mi dolor vaya drenando antes de que explote y no pueda remediarlo...

Lo siento... Necesito un respiro... Un porro... Un corte... Yo que se...


dimecres, 21 de desembre de 2016

Otra vez...

Y aqui estoy, a las 3 de la mañana, tirada en la cama pensando en si merece la pena seguir viviendo esta puta vida, pensando en todo lo que perdí y lo que me queda por perder, queriendo morir de hambre para ser por fin delgada, pensando en si la báscula mañana me dira que estoy mas gorda que hoy.
Pensando en que será de mi dentro de 20 años si sigo viva...
Probablemente sea la misma mierda pero con 20 años mas encima.

Ya no puedo mas, estoy cansada de fingir, cansada de sonreír sin ganas, todo para que nadie se de cuenta de que estoy muriendo.

Pronto cumpliré los 20 años...
Ojalá pudiese volver atrás...
Ojalá pudiese volver a aquel momento en el que tenia valor para quitarme la vida...



dilluns, 19 de desembre de 2016

Suicidio

Aquella mañana me encerré en aquel baño frió en el cual iba a dejar mi vida...
Comprobé que nadie me veía y entré, sigilosamente cerré una puerta detrás de mi y abrí la de aquel baño para entregarle mi vida.
Cerré el cerrojo de aquella débil puerta y silenciosa me senté en el suelo con mi ultima botella de agua y mis 36 pastillas.
Me tome todo el tiempo que quise, ya no tenia prisa de nada, la muerte estaba a mi lado.

20 pastillas entraron en mi estomago vacío y un par de sorbos de agua las disolvía dentro de mi.

Me despedí de la gente que sabia que no estaba cerca y que no llegaría a tiempo para salvarme, pero desgraciadamente la persona que mas lejos estaba fue la que me salvo.
Nos separaba una distancia de 50 km, no llegaría a tiempo, pero rebuscó por internet y encontró el numero de teléfono donde me encontraba yo y dio la alerta.
Me asuste, yo pensaba que nadie llegaría a salvarme... Así que antes de que llegara nadie me tome el resto de pastillas que me quedaban, en total 36 fluoxetinas...
Me levante rápidamente del suelo y eche a correr, se me nublaba la vista, ya hacia un rato que me había tomado las primeras 20 pastillas. Por un momento pensé que me desmayaba allí, en medio de los pasillos. Pensé de nuevo y retrocedí al baño, no podía llegar a ningún otro sitio en mi estado.

5 minutos mas tarde me encontraron... Desgraciados, dejadme morir tranquila!
Me subí a aquella ruidosa ambulancia que me llevo hasta el hospital.
Tantos años planeando mi suicidio y no lo iba a conseguir...

Recuerdo cuando llegué a urgencias, me metieron en aquel box y me dijeron que me tenia que tomar algo que estaba muy malo y que tenia que colaborar y blah blah blah... No recuerdo muy bien las palabras de ese momento.

Lo siguiente que recuerdo es abrir los ojos, ver a mi hermana enfrente, encontrarme entre un montón de cables enchufados a mi cuerpo, una sonda nasogástrica, oxigeno y atada a la cama...

¿Que coño hago atada a la cama?¿Que a pasado¿

Me explican que tuve convulsiones y que tuvieron que atarme y sedarme porque no quería que me tocaran. OBVIO, yo quería morir joder...

Total, que ahí estaba yo, asustada, mareada, drogada, atada, enchufada... Viva...
4 días en una puta cama enchufada a una maquina que me controlaba cada puto latido de mi corazón...

Ojala me hubiese quedado allí enchufada... Mi vida cambió a un completo infierno cuando salí de aquel hospital...

A partir de ese momento deseé  morir más que nunca...